Niños entrando y saliendo de casa, juguetes esparcidos por todas partes, desorden y caos… podemos organizar un espacio para que esto no suceda (lo de los niños entrando y saliendo no, eso es inevitable). Un espacio que sea sólo suyo, donde jugar, divertirse y ordeenar después los juguetes para que no tengamos accidentes con cochecitos al salir de la piscina o pisemos alguna pieza de construcciones, con lo doloroso que es. Algo tan simple como un cajón muy grande que puedes llenar con arena de playa para que estén horas entretenidos.

Si sois aficionados a los DIY podéis hacerlo con unos palets, si no, simplemente aprovechad una rueda de camión o más facil, comprad una piscina hinchable muy grande y llenanla de arena. ¡Ya teneís arenal en el jardín! En algunos tutoriales como el de Small+Friendly os explican el paso a paso para hacerlo con tapa, no dejéis de verlo.

Un campamento indio

Si vuestro jardín es grande, una idea estupenda es que tengan su propia guarida, podéis hacer un tipi casero (como veíamos aquí) o varios en circulo, al modo indio.

Si vuestros hijos son un poco mayores, quizás les guste más la idea de** una tienda de campaña** o una caseta que poder llenar de almohadones y bajar la mosquitera para conseguir que nadie les moleste.

Para quienes no son manitas o no tienen tiempo, las clásicas tiendas de campaña igloo ya sea infantil como las que encontramos en Amazon o las de Decatlón o Ikea son una buena solución y se abren y cierran sin problemas.

Un parque de aventuras

Columpios colgados de los árboles, redes para trepar, camas elásticas, o laberintos de cartón, si tienes espacio suficiente, convierte tu jardín trasero en un parque de atracciones, no es tan dificil como parece. Deja el porche de delante para los adultos y transforma en un lugar de ensueño el jardín de los peques.

Si no tenéis mullido el suelo por ser un patio, podéis poner césped artificial para las caídas

Una pizarra en el jardín

Nos pasamos la vida quejándonos de polvo de tiza en el cuarto de jugar ¿Por qué no dejarles que las utilicen libremente en el jardín? Tanto si decides colgar una pizarra en uno de los muros del patio o jardín, como si pintas con pintura de pizarra uno de ellos o un trozo, es una idea que les tendrá super entretenidos y da muchísimo juego.

Un balancín mágico

Una hamaca de tela o un balancín colgado de un árbol, hecho con un palet son una solución estupenda. Simplemente debéis aseguraros de que no hay astillas y buscar unas cadenas para que la seguridad sea completa. Una buena idea es asegurarse de que el árbol va a aguantar el paso yno colgarlo demasiado alto, para que los más peques se puedan subir sin problemas.

Una ciudad para sus figuritas

Tienen los cuartos de jugar llenos de casitas, comisarías, arcas de Noé, aviones de pasajeros, jeeps… podría seguir pero ya sabéis a qué me refiero. Una idea genial es ayudarles a construir una gran ciudad, con lago incluido, donde jugar al fin con todos ellos.

Entre todos podéis trazar las calles, los parques, las avenidas, un circuito de carreras… para quienes también tienen mundo de fantasía, os sugiero hacer una «montaña mágica» donde vivan las hadas y los unicornios, a las afueras de la ciudad. El sueño de cualquier niño.

Sus juegos fijos en el suelo

Una rayuela, un tablero de parchís XXL, un ajedrez, un tres en raya hecho por vosotros mismos…deja volar tu imaginación. Un divertido tablero y podrán jugar con fichas enormes pintadas de colores, que se pueden hacer de cartón o de foam, o ser ellos mismos las fichas, al más puro estilo Parchís.

Este verano lo van a pasar de fábula en su nuevo rincón de juegos…y vosotros también.

Fuente: https://decoracion.trendencias.com/jardin/7-ideas-para-hacer-un-rincon-de-juegos-para-ninos-en-el-jardin